Tu móvil también te envejece: así se combate al nuevo enemigo de tu piel.
Es la luz que emiten las pantallas, tan presentes de forma constante en nuestro día a día y que maltrata nuestra piel.

La luz azul o luz visible proviene del sol, 100% natural, pero no quiere decir que sea inocente. Acelera el envejecimiento como cualquier otra radiación. Pero es la luz con la que nuestro organismo convive desde el principio de los tiempos para regular nuestro sistema hormonal y los ritmos del sueño.

La luz azul artificial es otra cosa. Proviene de dispositivos electrónicos, lámparas, fluorescentes y luces led, y aunque se sabe que es nociva para la salud –especialmente la de los ojos–, los investigadores trabajan con ímpetu estajanovista para descubrir hasta dónde llegan los daños. Al efecto que la luz azul artificial provoca en la piel se le conoce como síndrome Screen Face y en países como Japón y Corea están obsesionados por dar con soluciones cosméticas capaces de proteger la piel de esta luz que, según los expertos, envejece tanto como el resto del espectro de la luz solar.

Luz azul artificial: aumenta la producción de melanina y puede provocar manchas, sobre todo en la frente y en el contorno de los ojos.
Una estrategia doble que funciona. Por un lado, una mezcla de potentes antioxidantes para desintoxicar la piel y neutralizar las toxinas; por otro, un complejo a base de células madre de orquídea, algas rojas y ácido hialurónico, que se ocupa de repararla y protegerla. Es la crema Serenity contorno de ojos Nature de Kalipay Cosmetics. Natural, orgánica, vegana, bio, ecológica y que protege contra la luz azul.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *